ekilore

25 octubre 2007

Dos noches en la Ópera

Esta semana pasada unos amigos tuvimos la gran suerte de acudir a dos pases de ópera, Porgy and Bess y Thaïs, en Donosti y Oviedo respectivamente. En la primera, la Orquesta Sinfónica de Navarra corría con la parte musical y el New York Harlem Theatre puso las voces. Tuvo lugar en el Teatro Kursaal de San Sebastián.


Quizás, vocalmente, Porgy and Bess no ofreció lo que yo había imaginado de la obra pero lo cierto es que no se trata de una ópera común. Las voces no tienen los matices clásicos de la ópera alemana e italiana y se acercan mucho más al gospel que al belcanto. De hecho, se trata de una ópera totalmente desvinculada de los modelos europeos aunque no hay que dejarse engañar. Como he podido leer en una entrevista del Diario Vasco a uno de sus productores, José Ángel García, suele haber equívocos con Porgy and Bess. El primero es considerarlo como un musical, «cuando no lo es en absoluto, estamos totalmente ante una ópera».


De hecho, Porgy and Bess suscitó la admiración de maestros como Schoenberg y Ravel gracias al colorido de la partitura y a su prodigiosa fusión de jazz y fórmula clásica, con la que el compositor logra una vitalidad desenfadada llena de humor.

Datos (extraídos de Ópera Actual) : Ópera en tres actos de George Gershwin con textos de Ira Gershwin y DuBose Heyward, basados en la novela homónima de este último y en la pieza de teatro del mismo nombre co-escrita con su esposa Dorothy. Estrenada en el Colonial Theatre de Boston, en 1935.
Porgy TERRY COOK / KEVIN SHORT
Bess MORINIKE FADAYOMI / DONITA VOLKWIJN
Sportin Life CHAUNCEY PACKER
Crown CEDRIC CANNON • Clara JANINAH BURNETT
Serena MONIQUE McDONALD • SHARON SIMMS
Maria MARJORIE WHARTON • Jake MICHEL REDDING

ORQUESTA SINFÓNICA DE NAVARRA
Directora de escena y coreógrafa BAAYORK LEE
Director artístico y musical WILLIAM BARKHYMER


Thaïs fue la otra ópera que pudimos ver. El pase tuvo lugar en el Teatro Campoamor de Oviedo y fue una auténtica gozada. Pamela Armstrong nos regaló un espectáculo vocal impresionante. Como dice ella misma en una entrevista concedida a La Voz de Asturias: "Es una ópera distinta desde el punto de vista dramático. La acción sucede con palabras y contamos una historia muy íntima. Son los pensamientos los que provocan los cambios porque cuando alguien cambia espiritualmente no puede verse. En ese sentido es un reto. Es una música preciosa y un placer cantarla por primera vez porque fue una gran revelación en aquel tiempo. Ahora estamos acostumbrados a este lenguaje sobre el escenario."


Lo cierto es que las localidades del Campoamor no eran nada buenas -es el problema de los teatros antiguos aunque afortunadamente, esto ahora se va cambiando- pero la música era tan bella y las voces tan puras que en mi butaca situada a 1000 leguas del escenario, disfruté igualmente.


Datos (extraídos de la web del Ayuntamiento de Oviedo): Música de Jules Massenet (Montaud, 1842-París, 1912)

Libreto de Louis Gallet basado en la novela homónima de Anatole France (1890).
Comédie lyrique en tres actos y siete escenas.
Estrenada en la Ópera de París, el 16 de marzo de 1894.
Estreno en España, Gran Teatro de Liceo de Barcelona, el 22 de febrero de 1905.

Producción de la Ópera de Roma.

Intérpretes

Athanael: Ángel Odena
Nicias: Reinaldo Macías
Palemon: Stefano Palatchi
Thaïs: Pamela Armstrong
Crobyle: Sandra Ferrández
Myrtale / Albine: M.ª José Suárez
Un sirviente: José Manuel Díaz
Una encantadora: Sandra Pastrana
Histriones y Comediantes, Filósofos, Amigos de Nicias, Pueblo y Religiosas (Las hijas blancas).

Lugar: Alejandría y Tebas (Egipto).
Dirección musical: Alain Guingal
Dirección de escena: Alberto Fassini realizada por Joseph Franconi Lee
Escenografía: Pier Luigi Samaritani
Iluminación: Franco Marri
Director de coro: Francisco Javier Aizpiri
Orquesta Sinfónica Ciudad de Oviedo
Coro de la Ópera de Oviedo

9 comentarios:

  • vaya, yo nunca he estado en la ópera, debe ser una experiencia tremenda. gracias a tus comentarios me ha picado el gusanillo, aunque en Vigo es complicado ver ópera, la verdad, ¡hacen una al año!

    De Blogger Desesperada, A las 4:09 p. m.  

  • No importa Desperate, lo importante es sentir la música y vivir esa experiencia mágica en directo. Si tienes oportunidad, vete a esa única ópera de Vigo que de seguro será maravillosa pero cómprate antes la obra, escúchala y léete el libreto y te resultará mucho más excitante.

    De Blogger ekilore, A las 8:16 a. m.  

  • a ver si la próxima representación no se me va la olla como siempre y encuentro entrada. es que como sólo hay una, las entradas se agotan en nada. y haré caso de tus consejos. yo escucho ópera, y me fascina, pero nunca la he visto en directo, aunque supongo que si me gusta en el disco me gustará en vivo, no? o no tiene nada que ver?

    De Blogger Desesperada, A las 4:14 p. m.  

  • Pues es como con todo supongo. Cuando eres txiki en clase te hacen "estudiar" la Capilla Sixtina pero no es nada comparable a tenerla ante ti y contemplar esos maravillosos frescos.
    Yo estoy suscrita a la newsletter de generaltickets.com y cada semana me envían información sobre los eventos que hay en San Sebastián. Es bastante práctica y evita que te quedes sin entradas.

    De Blogger ekilore, A las 4:33 p. m.  

  • bueno, discrepo en parte. cuando vi la Capilla Sixtina agradecí el machaque de mi profesora de historia del arte, ja ja ja, porque conseguí apreciarla, creo, muchísimo más... así que quizá con la ópera me pase igual. ahora me has abierto el apetito, tengo que ir a una. tengo previsto un viajecito a madrid, a ver si me estreno allí, mejor. ya de ir, a lo grande. oye, y es como en las pelis, que hay que ir divina?

    De Blogger Desesperada, A las 5:11 p. m.  

  • Totalmente de acuerdo, la educación es básica para apreciar mejor una obra de arte pero no imprescindible. La belleza de un aria en una ópera interpretada deliciosamente puede embargarte sin necesidad de haber recibido clases de canto, ni solfeo. A veces la belleza nos da una bofetada en la cara sin esperarlo.

    Respecto al vestuario, depende de muchos factores. En primer lugar, de la producción: si es de primera línea, es conveniente que escojas un atuendo elegante porque te sentirás más cómoda pero si es una producción menor, verás que mucha gente viste elegante pero sin pretensiones. También influye el teatro. No es lo mismo Madrid o Barcelona que San Sebastián.

    De cualquiera de las formas, como en todo, no te disfraces, sólo siéntete feliz como una invitada a una gran fiesta y disfruta del espectáculo.

    De Blogger ekilore, A las 7:01 p. m.  

  • en realidad me encantaría que fuese como en new york, ir con un maravilloso vestido, ja ja ja.

    De Blogger Desesperada, A las 7:22 p. m.  

  • Sí... y acudir con un palabra de honor de Marchesa...

    Un amigo mío se va una semana a New York en Enero e irán al MET a ver "Guerra y Paz".

    Como diría Carrie Bradshaw:
    I'm absofuckingly jealous!!

    De Blogger ekilore, A las 7:27 p. m.  

  • ja ja ja ja exacto. es que estaba pensando precisamente en un vestido de Carrie, el que se pone en París la noche que el ruso no llega al hotel, esa maravilla de falda con miles de capas. Dios..... o la que se pone la noche que le van a hacer, también en París, la cena-homenaje a la que no va porque el ruso le suplica que le acompañe al museo, ¿recuerdas? k maravillosos...

    De Blogger Desesperada, A las 7:39 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal