ekilore

22 septiembre 2007

Una de fados

Ayer por la noche, en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián, se produjo una sucesión de momentos mágicos.

El primero tuvo lugar cuando un Carlos Saura totalmente sorprendido, recogía una Concha de Oro Honorifica a toda su trayectoria que le entregaba el Festival de San Sebastián.
Este galardón sólo lo había recibido Luis Buñuel, en 1981.

El segundo momento lo protagonizaron los actores y bailarines de su última película: "Fados" desde la pantalla. En la película, el director recoge la historia del fado desde su creación a principios del siglo XIX hasta la actualidad, con variantes que incorporan el rap y el flamenco. Aunque está rodada en un estudio de Madrid, Saura consigue recrear perfectamente el espíritu fadista apoyándose en elementos muy visuales, danza, sedas de color, movimiento y espejos que forman la imagen nostálgica y bellísima de Lisboa
que todos tenemos en la cabeza.



El tercer momento, lo protagonizaron Carlos Saura desde un palco, quien observaba emocionado y risueño la escena, y los tres actores principales de "Fados", Mariza, Camané y Carlos do Carmo, en un actuación bellísima, desgarradora y poética que nos robó el corazón a los afortunados que tuvimos la oportunidad de asistir.




Hoy he oído que el fado es la banda sonora de la nostalgia pero ayer por la noche, lo desconocía y unos cuantos amigos salimos con los ojos llorosos y el alma encogida del teatro, tan gratamente sorprendidos como Saura al recoger su premio.

10 comentarios:

  • ¡Qué bonito! Debió de ser muy emocionante. La próxima vez que vaya a Lisboa tengo que ir a escuchar fado... Es una música muy melancólica, no me extraña que saliérais llorando...

    De Blogger nunile, A las 4:49 p. m.  

  • yo escuché una vez un fado en un rincón perdido de Lisboa. nunca he sentido nada tan poderoso, creo.

    De Blogger Desesperada, A las 12:44 a. m.  

  • Son muy bonitos, espero que no empiecen a estropearlo como han hecho aquí con el flamenco, al colocarle apéndices pop, funk, jazz, latino, etc.
    (Definitivamente, no tengo remedio: me gustan las cosas tristes)
    Creo que tienes una vida interesante Ekilore, me alegra.

    De Blogger Jovekovic, A las 10:39 a. m.  

  • Nunile, fue muy bello. La voz de Mariza es impresionante, tiene una potencia increíble para lo delgadta que está... Era imposible no derramar las lágrimas!

    Qué suerte, Desperate. Yo no tuve esa suerte, habrá que regresar y buscar una "Casa do Fados".

    Es curioso lo que dices, Jove. Uno de los fados que más me impresionó en la película fue "Meu Fado Meu" que Mariza canta junto a Miguel Poveda. Bellísima versión, de verdad.

    Saludos!

    De Blogger ekilore, A las 2:26 p. m.  

  • ¿ Por qué es curioso? No crees que han estropeado el flamenco con tanta fusión. Lo mismo ha pasado con el jazz, que se fusiona con la llamada música latina.
    Si hablas de una fusión entre fado y flamenco, estaremos de acuerdo que son géneros muy próximos ( sobre todo algunos palos como la soleá o el martinete)Creo yo que no es lo mismo, vamos.

    De Blogger Jovekovic, A las 12:03 a. m.  

  • A mi me gusta pensar que de cada género se pueda hacer un poco de todo. Que se conserve el purismo y que al mismo tiempo se mezcle. Si no, hoy en día, no tendríamos muchos de los tipos de música que hoy tenemos. Aunque estoy más a favor de una evolución lógica que de los fenómenos fusión que comentas... Eso seguro.

    De Blogger nunile, A las 11:39 a. m.  

  • Curioso digo que te desagrade tanto y que a mí me gustara tanto pero es cierto que en la variedad está el gusto. No era fusión, era un estilo de cantar el fado muy cercano al flamenco. Creo que te habría gustado.

    Nunile, estoy de acuerdo en que vale todo siempre que se haga con buen gusto. Dentro de la música heavy ha pasado muchísimo, grupos que beben de otros grupos, estilos nuevos que se crean y se funden con otros antiguos: el Black, Trash y Death metal son sólo un ejemplo. Y en el jazz pasa igual, cada estilo tiene su origen y su propia personalidad. El Delta Blues de Nueva Orleans o el West Coast de California son muestras de que la fusión acertada es posible aunque en última instancia, todo depende de compositores e intérpretes.

    Saludos

    De Blogger ekilore, A las 2:24 p. m.  

  • Ekilore, si en algo estamos de acuerdo, es en que para gustos, hay colores.
    A mí Poveda me parece un tío interesante. Hace poco publicó un disco con poemas cantados, que tuve ocasión de escuchar en el Palau de la Música, y es una auténtica bomba. En cambio, el fado no me llega tanto.

    De Blogger Jovekovic, A las 8:05 p. m.  

  • Yo creo que hay fados... y fados. Eso sí, cuando están bien cantados son de lo que más puede poner a uno la piel de gallina... y si por medio anda Mariza mejor me lo pones. Los gallegos tenemos en el espíritu algo muy próximo al sentimiento que impregna el fado, y creo que por eso nos llaman tanto.

    ¡¡No sabes cuánto te envidio ahora mismo, Eki!!

    Bicos

    De Blogger banderas, A las 12:20 a. m.  

  • pues tanto hablar de portugal se me ha venido a la cabeza recomendaros un disco de rodrigo leao, ex madre deus, se llama cinema. lo recomendó jazzman en su blog hace tiempo, es una auténtica pasada!

    De Blogger Desesperada, A las 3:05 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<< Página principal